Doce sobre la noche en un barrio senorial de Madrid. Ana Se Muestra por la paso de un local…

Doce sobre la noche en un barrio senorial de Madrid. Ana Se Muestra por la paso de un local…

Trios. Orgias. Intercambios de pareja. El espacio liberal aparece al caer la noche envuelto…

Novedades relacionadas

que se camufla entre la normalidad sobre la avenida. La acompana su marido, Roberto, que le da las llaves al aparcacoches y entra con la novia. Al atravesar una cortina roja se abre un mundo nuevo, confidencia y no ha https://datingrating.net/es/citas-sobrias/ transpirado distinta al del exterior.

Ana asi­ como Roberto acuden cada fin sobre semana a este local. Viernes y sabados, carente carencia, asisten a su cita con el entretenimiento, el afan y no ha transpirado la distraccion. Son swingers, comparten su sexualidad con otras parejas, no obstante unico sobre la cortina Con El Fin De dentro. Llevan 22 anos de vida casados asi­ como desde realiza once llevan a cabo esta clase sobre experiencias con dos reglas separado existe trueque si los dos quieren y deben quedarse invariablemente en contacto.

Si en algun momento alguno no se haya comodo, se detiene el desarrollo. Individuo no puede sufrir por el disfrute de el otro. «Es vital que la pareja entre por la camino con un acuerdo de minimos, sabiendo lo que se encuentran dispuestos an efectuar y lo que no», senala Roberto.

Su relacion se basa en el respeto, un matiz «esencial» en este tipo de parejas. Aseguran que su casamiento se ha visto fortalecido desde que se convirtieron en swingers. «Teniamos intriga por como es el ambiente, nos atraia la idea asi­ como decidimos probar», cuenta Ana, que ha conocido cumplidos determinados sobre las suenos mas ocultos. «A veces te obsesionas con la ser, No obstante si te la encuentras aqui, realizas el anhelo desplazandolo hacia el pelo la fantasia desaparece», indica.

A ellos les interesa mas la parte social de el ambiente. «Nos fascina el sexo, No obstante no somos animales», dice Ana. Les excita el esparcimiento, el tonteo, el ligue que podrian encontrar en todo discoteca si estuviesen solteros. Aunque no seri­a mismamente; se encuentran casados desplazandolo hacia el pelo de cortinas para afuera nadie entiende su forma de vida. Por eso la guardan en reserva. Lo que sucede detras de la cortina, detras de la cortina se queda.

Raquel asi­ como Alberto son mas directos. Tienen 31 desplazandolo hacia el pelo 35 anos de vida y no se afirman adictos al sexo, «pero casi». Acuden de forma habitual a locales liberales, donde les gusta entrenar sexo en grupo. En torno a de la pileta –o en el interior A veces– se juntan 2 parejas. O 3. O cuatro. Cualquier maneras parte de el juego desplazandolo hacia el pelo una sencilla caricia permite la entrada en la fiesta.

Raquel se bana desnuda en la pileta. Alberto la observa mientras se toma la copa. Nunca seri­a el unico; en la mesa sobre al lado, la pareja se ha fijado en la novia y no ha transpirado se acerca cuando sale de el agua. Casi ni se hablan, bastan las miradas con el fin de que empiecen a besarse. Cada individuo con la pareja del otro hasta que la temperatura se caldea y no ha transpirado pasan a mayores. Un hombre se aproxima y no ha transpirado le hace la caricia a Raquel. Ella le retira la mano. El novio nunca insiste. Un «no» seri­a un «no», es la norma sagrada en este tipo sobre encuentros.

Sofia asi­ como Andres son practicamente virgenes en el ambiente. Para ellos, todo empezo realiza 2 anos, cuando Sofia accedio a respetar la fantasia sobre Andres de verla con otro varon. «Queria hacerle feliz», confiesa. Le gusto, sin embargo aun nunca se ha atrevido a repetirlo. «Espero que nunca me cueste tanto convencerla igual que la otra vez», bromea Andres. Encontraron a su invitado por medio de las redes sociales. Cada oportunidad son mas destacados numeros en las paginas que ponen en roce a parejas de swingers como consecuencia de internet asi­ como que contrastan con el clima sobre las locales. «Nos daba un escaso sobre verguenza ir a la sala liberal y no ha transpirado preferimos la intimidad de la casa», cuenta Sofia. No obstante, no es algo que recomienden los mas experimentados, porque nunca seri­a «del todo seguro». «En las locales te sientes protegido en todo segundo, sin embargo en residencia existe un minimo peligro. Al fin desplazandolo hacia el pelo al cabo, no sabes con quien te puedes encontrar», explica Roberto.

MAS sobre 100 LOCALES EN ESPANA

El ambiente swinger se instalo en Espana a finales de los 80, cuando Trama abrio sus puertas en Madrid. 25 anos de vida mas tarde, existe seis locales en la capital desplazandolo hacia el pelo poquito mas sobre cien en Espana. Trama debido a ha echado el cerradura y no ha transpirado las duenos se han retirado, No obstante las hijos se han encargado sobre seguir con el establecimiento familiar situar otro local como la referencia del ambiente madrileno.

Patricia es una de estas duenas y ejerce de relaciones publicas en Fusion Vip, Algunos de los tres establecimientos de la estirpe. Se encarga de instruir el local a los que cruzan la cortina desprovisto conocer excesivamente bien que van a dar con en el interior. Por un precio de entre 30 desplazandolo hacia el pelo 50 eurillos, cada viernes y no ha transpirado cada sabado, son mas sobre 120 parejas las que entran con ganas de divertirse, de las que entre un 60 y un 70 por ciento no son habituales. «Les explico cualquier desde cero y no ha transpirado les enseno las reglas basicas», indica. Al completo esta permitido, sin embargo «siempre desde el respeto».

Las swingers, sin embargo, nunca son un invento actual. En la antigua Grecia, las fiestas asi­ como las comedias celebradas en honor al dios Dionisos se caracterizaban por el erotismo. Las orgias se desarrollaban en la noche de el solsticio para la estaciin invernal, en la cual hombres y no ha transpirado mujeres se disfrazaban de satiros desplazandolo hacia el pelo ninfas. En ellas, «mas sobre alguno se atrevia a indagar en ineditos caminos de la sexualidad que en situaciones corrientes nunca hubiera sonado recorrer», igual que asegura el articulista Juan Eslava en su obra apego asi­ como sexo en la Antigua Grecia. Todo por la divertimento.

NO DEBE SER UN TABU

Las sexologos avalan este tipo de practicas, especialmente en matrimonios que han perdido la fogosidad del inicio de la conexion. «Es una eleccion. La generalidad nunca la elige, unico lo realiza dentro de un tres y no ha transpirado un cinco por ciento de las parejas, sin embargo la totalidad de tienen esa posibilidad», senala Miguel Angel Cueto, secretario general sobre la union Espanola sobre Sociedades sobre Sexologia.

Se intenta sobre una posibilidad que Laura goza de en la testa desde realiza unos meses. Posee 47 anos y su terapeuta se lo recomendo al contarle que tenia inconvenientes en la cama con su marido. Aun no se ha atrevido porque cree que resulta una determinacion que nunca se tiene que «tomar a la ligera» desplazandolo hacia el pelo que debe acontecer «consensuada por la pareja», algo que confirma Cueto. «Los 2 deberin ser maduros y tener demasiado cautela con las elementos que matan la contacto las celos y la culpa», indica el sexologo primeramente de rechazar todos los tabues que rodean al circulo swinger. «No se acaba de entender culturalmente que haya una pareja sobre arquetipo abierta, aunque el sexo nunca se debe analizar igual que una cosa prohibido». Ya lo dijo Woody Allen, «existen dos cosas relevantes en la vida la seri­a el sexo y sobre la una diferente nunca me acuerdo».

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

caCatalan